Menú Cerrar

sábado 18 de noviembre 2017

Soneros son

Tamaño del Textoa A

mar 28, 16 • Staff Ser MAYOR

Por: Laura Olmos

Fotos: Cortesía Ambulante

Rendir tributo a los músicos soneros de México y rescatar un género que no debe morir son algunas de las premisas que propone el film Soneros son, del director Jorge Curioca. Entre rones, claves, maracas, bongós, guitarras y trompetas, Curioca nos traslada al mundo de los viejos músicos consagrados que marcaron una etapa importante en “el México que no se nos fue”; al contrario, su gente sigue viva, transformándose, bailando y disfrutando de la vida.

“La mayoría de los soneros pasa de los setenta años y el tiempo nos juega a favor en relación con sus historias, pero en contra por la amenaza de la Catrina”, comentó el director, mientras recolectaba fondos, antes de concretar su proyecto.

El documental está inspirado en el grupo La Mata del Son, el cual se formó a mediados de 1990 y reunió a figuras experimentadas en el género. La historia narra cómo uno de sus fundadores: Guillermo Zapata, mejor conocido como El Caudillo del Son, emprende un viaje para ir en busca de sus ex compañeros e invitarlos a un reencuentro diez años después de haberlo creado; lo que redescubre en ellos es enriquecedor.

Soneros son retrata la historia y los rostros marcados por los años de músicos experimentados que mantienen su vitalidad, energía y pasión por la música. Julio Del Razo Tejeda, figura imprescindible dentro de la música afroantillana en México, tiene ahora 100 años y dice que su secreto es que “nunca bebió el alcohol de las botellas que le regalaban; mejor las vendía”. El hombre que nació en el barrio de La Huaca del puerto de Veracruz, en 1913, y fue percusionista de la orquesta de Dámaso Pérez Prado por más de 20 años; que fue fundador del grupo Moscovita y sus Guajiros; de los Mantecosos y de la Orquesta de Mariano Mercerón, sigue tocando el bongó como lo hacía antaño, además de su habilidad por el tres, el bajo, los timbales y las tumbadoras. Según Rafael Figueroa Hernández, quien escribió su biografía, Razo Tejada fue ”testigo presencial de la llegada, en 1928, del primer grupo de son cubano que visitó México, el Son Cuba de Marianao”.

Ver video de la orquesta de Dámaso Pérez Prado

Difícil nombrar a todos los personajes que componen esta historia que vale la pena ver por el sólo hecho de identificar a los precursores que le dieron vida al género. Soneros Son habla de la llegada del son a México a través de Veracruz o de Yucatán –no hay una definición clara al respecto pues la migración cubana pasó por ambos lados–, reflexiona por qué predominaba el género masculino en las agrupaciones de una época, pone a bailar los ojos con la música y nos muestra de frente una historia colectiva, un retrato de familia.

Ve el Tráiler aquí

 +Info

Jorge Curioca es escritor, guionista y realizador. Estudió cine en México y España. Ha publicado los libros de poesía U/NO y Libretas. Obtuvo el Primer Premio de Creatividad Audiovisual en el certamen de Encuentros Navarra 2005, por el cortometraje documental Insomnes. Su primer largometraje documental fue A la vuelta de la esquina. Forma parte de la sociedad de promoción cultural Río Lejos.

Sedes en la Ciudad de México:

 Cineteca Nacional, viernes 1 de abril, 18:00 horas

San Salvador Cuauhtenco, lunes 4 de abril, 20:30 horas

Casa del lago Juan José Arreola, sábado 9 de abril, 17:00 horas

Centro Cultural España en México, martes 12 de abril, 20:00 horas

  • Plaza de la soledad

    Plaza de la soledad

    Por: Laura Olmos Fotos: Cortesía Ambulante La génesis de este documental surgió de una foto en blanco y negro que retrataba a Juanita, una prostituta anciana, y que formó parte de la serie de...

Síguenos

Cerrar
SUSCRÍBETE al Boletín SM 60+

Recibe directamente en tu correo historias inspiradoras de personajes 60+, información sobre salud, retiro, finanzas personales, familia, viajes, entretenimiento y más.