Menú Cerrar

lunes 19 de noviembre 2018

Chepina Peralta: la historia extraordinaria detrás de su éxito

Tamaño del Textoa A

feb 19, 14 • Staff Ser MAYOR

Entrevista

Chepina Peralta

La historia extraordinaria detrás de su éxito en la cocina

Chepina Peralta es, sin duda, uno de los grandes íconos de la televisión mexicana, pero no sólo eso, además ha tenido una importante presencia en radio, periódicos, revistas, coloquios, charlas y conferencias. Por si esto fuera poco, es también una consumada promotora de la salud a través de la alimentación. Con el buen humor que la caracteriza, Chepina nos compartió sus próximos proyectos y la extraordinaria historia detrás de su éxito en la cocina, una actividad que no buscó, que no le gustaba y que no conocía.

Por Omar Montero

Fotografías: Jorge Rodríguez

“Las personas que llegamos a esta edad debemos de seguir una vida normal, no una Edad de Oro. Los adultos mayores no tenemos por qué vivir en un apartado, somos personas integradas a la sociedad, junto con los adultos, los niños y otros mayores. No somos un grupo aparte”, Chepina Peralta.

Chepina, ¿cómo te defines a ti misma?

Como una mujer exitosa. A mis 83 años estoy viviendo una vida muy plena y gratificante. Tengo cinco hijos, 12 nietos, dos bisnietos y una gran cantidad de amigos. Mucha gente me conoce por los casi 50 años que he estado en los medios. Recibo mucho cariño y una retroalimentación muy grande que me llena el corazón. En todos lados me quieren. Es un don, un regalo de la vida.

Llegar a ser quien eres te obligó a enfrentar varios retos, supongo…

Sí, por supuesto. Te puedo decir que he tenido éxito en un trabajo que no busqué, que no me gustaba y que no conocía. Me explico. Yo soy comunicadora y maestra del arte de hablar en público. La primera profesora de oratoria que tuve me platicó que estaban buscando —para un programa de televisión en vivo de 15 minutos diarios— a una comunicadora que además fuera una auténtica ama de casa. “¿Te interesa?”, me preguntó.

Yo sabía cocinar como cualquier señora de mi edad porque tenía que alimentar a mis hijos, no porque me gustara. Es decir, utilizaba el congelador, planeaba mis menús por adelantado, hacía mi lista de compras, todo muy organizado para tener tiempo de hacer otras cosas. La cocina era algo que tenía que hacer por obligación, pero acepté la propuesta. Cuando me hicieron la prueba en Telesistema Mexicano (todavía no nacía Televisa, ni el Canal 8) entré, literalmente, mordiéndome el reboso. Nunca había visto una cámara. Esto fue en 1967, de ahí a la fecha he hecho más de 7 mil 500 programas de tele y más de nueve mil de radio. Nunca pensé que ese primer contrato, de sólo tres meses, iba a abrirme tantos caminos.

Entrevista2¿En qué momento descubriste la magia de la cocina Chepina?

En el primer programa que hice me daban los guiones para que me los aprendiera, además tenía un ayudante que me llevaba la comida picada, molida, etc. Entonces descubrí el poder de la televisión: la gente creía que yo era una experta y no lo era. Decidí que tenía que prepararme, pero no había escuelas de cocina.

1968: la esposa del embajador de Haití visita a Chepina.

1968: la esposa del embajador de Haití visita a Chepina.

Durante mi búsqueda di con dos de los grandes chefs mexicanos, unos muchachitos de mi edad: Arnulfo Luengas y Agustín Heredia. Los dos fueron maravillosos conmigo, me dejaron entrar en sus cocinas y ahí fui descubriendo lo que pasaba si mezclaba un ajo crudo, si lo sofreía un poco en mantequilla o en aceite de oliva, si lo machacaba, si lo molía o si lo hervía. Empecé a viajar, a tomar clases de cocina en otros países y también me di cuenta de que necesitaba saber más de nutrición, ¡pero tampoco había escuelas!

1974:  Chepina y Enrique Guzmán.

1974: Chepina y Enrique Guzmán.

Gracias al Dr. Escobar Cauz tomé clases de nutrición en el Centro Médico Nacional La Raza. Asimismo, el Dr. Manuel Campuzano, cuando fue director del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, me permitió estar en la comunidad de obesos. A cuantos seminarios, conferencias y congresos había yo asistía. Luego tomé un diplomado de liderazgo para la mujer y así continué formándome.

¿Qué come Chepina Peralta?

Todos los días como lengüitas de colibrí al champagne (risas). No se crean. Como ensalada de nopalitos, enfrijoladas, guacamole, verduras, carne, huevo, leche, queso. Me encanta la comida mexicana, que algunos consideran para “gente pobre”. Fíjate en la forma de hablar de la gente, dicen: “te invito a comer a mi casa, aunque sea frijolitos”. Las cocinas mexicanas te pueden ofrecer un menú muy nutritivo, completo y balanceado.

1974: Chepina y Mauricio Garcés.

1974: Chepina y Mauricio Garcés.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Estoy vaciando todo lo que es Chepina Peralta en mi página web. Y muy pronto tendremos una aplicación para que toda la gente pueda ver a Chepina en un teléfono o en una tableta.

¿Qué mensaje enviarías a nuestras lectoras y lectores?

“A una mujer no se le pregunta la edad”, se dice. ¿Por qué, les da vergüenza cómo han vivido sus años? La vejez, o como le quieran llamar, es una parte de nuestra vida, nosotros la vivimos, nosotros la decidimos y ahí está desde que nacemos. Piensen: “qué quiero hacer conmigo, no es la vida, soy yo quien vivo como quiero”. No se quejen, ustedes son los que dirigen su vida.

1986: la buena relación con el director del programa.

1986: la buena relación con el director del programa.

Enfrentando miedos

Al principio de su carrera, Chepina Peralta sólo tenía un permiso provisional de locutora. Para obtener una licencia definitiva pidió derecho a un examen que acreditó luego de estudiar mucho.

Cuando el programa Su menú diario terminó, pasaron dos meses sin que Chepina estuviera en televisión. Un día un directivo de Telesistema Mexicano le dijo “Qué está usted pensando, ¿dónde se ha metido? Mire cuántas cartas hemos recibido, en todos lados la están buscando las mujeres”.

Así nació Chepina y su menú Pando. Nueve años se transmitió este programa, pero al principio Chepina no sabía nada de guiones o producción. Sintió temor, sin embargo, se dijo a sí misma: ¡éntrale!

Agradecemos enormemente a Quintalegre por las facilidades otorgadas para la realización de esta entrevista.

Av. La Rica núm. 54, Juriquilla, Querétaro. 01 (442) 101 4000. www.quintalegre.com.mx

Síguenos

Cerrar
SUSCRÍBETE al Boletín SM 60+

Recibe directamente en tu correo historias inspiradoras de personajes 60+, información sobre salud, retiro, finanzas personales, familia, viajes, entretenimiento y más.